Estudiante se rasura la panocha paso a paso

Esta chaparrita calentona se prepara para una de sus mejores noches. Su novio llegará sobre las 23 de la noche, después de cenar justo para tomarse unas copas en el sofá. De este modo, el sexo entrará mejor y no seán tan vergonzosos. Cuando ya están algo bebidos, ella empieza a ponerle la mano sobre el paquete del pantalón. La verga de muchacho se le va poniendo dura y ella le mete la mano por debajo del calzón y le va haciendo una paja bien lenta.

El chico, ya calentón le va besando la boca mientras le manosea las tetas bien gordas de la chaparra. Ella se va excitando, el chico se da cuenta y baja la mano lentamente hasta sus braguitas, le toca la panocha y está bien rasurada. La chica se había depilado el chochito por completo. El macho le coloca los dedos por ahí acariciándole las partes, que no tardan nada en mojarse.

La chica no puede aguantar y se aparta las bragas hacia un lado y se sienta encima de él. Él se da cuenta y le mete la pija por el chochete y comienzan a dar pequeños saltitos sobre el sofa, más tarde se ponen a trotar... y finalmente terminan cabalgando a una velocidad de la luz, los dos chillando del gusto...

Fíjate que ocurre si una chaparra se enamora del maestro

Esta mujer es una chaparra bien tetona, también son conocidas como gordibuenas porque son mujeres rellenitas. El profesor, que tan sólo le saca 6 años nunca se ha fijado en ella. Pero esta chaparrita, que la llamaremos Carmina, se pasa todo el recreo buscándolo para preguntarle tonterías.

El se dió cuenta y le comentó si quería ir a tomar un café. Ella encantada, accedió. Fueron a una cafetería alejada del centro y charlaron y rieron un buen rato. Más tarde, el propuso ir a su casa para ver una película. Pero nada más entrar a la casa ella se empezó a desnudar, le cogió las manos a el y se las pasó por todo el cuerpo para que le toqueteara ese culazo, junto a las tetas y sus lindas curvas, unas piernas depilada, y un culito respingón hacia fuera.

Era una tremenda culona y muy tetuda. Tenía los pezones bien gordos y el se los chupaba con mucho amor, ella se sentía poderosa y se iba poniendo más mojadita. Seguidamente se quitó los calzones, se sacó la verga y se la metió por el ano. Practicó sexo anal con la chaparrita bien modosa. Esta turra bien bonita y cogelona se corrió por el culo, nunca había visto nada igual.

Cogiendo en la clase de física después de un beso negro

Esta es la segunda parte de nuestra puto relato porno. Después del beso negro y blanco que le dió en todo el chumino, el muchacho se sentó en la silla del profesor con la pija tiesa. La pija estaba bien empapada de sudor pero el la mojó en saliba para que entrara mejor por la panocha de la nena putita. La guarra en cuestión no tardó nada en sentarse encima y empezar a cabalgar con ese enorme trasero que posee. Su culo era redondo como las manzanas y salido hacia fuera como un sillín. Ella saltaba y saltaba sobre el como si de una colchoneta se tratara.

La pija mojada iba entrando por su coñito rico mientras el chico le comía las grandes tetorras de la morocha. A la vez, ella le iba metiendo golpecitos con las manos porque no podía aguantarse el gusto que estaba teniendo encima. Ese culo lo tenía que disfrutar alguien y por fin encontró a un chico que supo darle lo suyo y lo de su yerna. Finalmente el tipo se vino dentro del chochito depilado de la mujer, y como no tenían condón no sabemos que coño habrá pasado. Quizá esté embarazada. Quizá no. Recuerda seguirnos en las redes sociales para más historias de colegialas xxx.